Transfiguración de Jesús

Antes de emprender el camino hacia Jerusalén, donde le espera la muerte, Jesús nos deja echar un vistazo a su gloria. Su rostro transparenta la gloria de Dios. Se muestra tal como será después de la resurrección y tal como es ahora.

Se escuchó la voz de Dios que decía: “Este es mi hijo, mi amado, escuchadle”. EsPedromos que estas plegarias nos ayuden a sentir su voz y que los demás puedan ver reflejada en nuestro rostro la gloria del Señor.

  1. Jesús subió a un monte a orar, acompañado de Pedro, Santiago y Juan.
    Lucas 9,28
    ¿Qué hizo Jesús antes de transfigurarse?
  2. Allí, en presencia de ellos, cambió la apariencia de Jesús. Su rostro brillaba como el sol y sus ropas se volvieron blancas como la luz.
    Mateo 17,2
    ¿En cuál de los Yo soy de Jesús te hace pensar este momento?
    (Puedes mirar las plegarias de la serie: “Los 7 'Yo soy' de Jesús en el Evangelio de Juan”)
  3. Y aparecieron dos hombres conversando con él: eran Moisés y Elías, que estaban rodeados de un resplandor glorioso y hablaban de la partida de Jesús de este mundo, que iba a tener lugar en Jerusalén.
    Lucas 9,30-31
    En el momento en el que Jesús transparentaba la gloria de Dios, ¿de qué habló con Moisés y Elías?
  4. Cuando aquellos hombres se separaban de Jesús, Pedro dijo:
    –Maestro, ¡qué bien que estemos aquí! Vamos a hacer tres chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.
    Pero Pedro no sabía lo que decía.
    Lucas 9,33
    ¿Qué hubiera pasado si Jesús se hubiera quedado en la montaña?
  5. Mientras Pedro hablaba los envolvió una nube luminosa. Y de la nube salió una voz, que dijo:
    -Este es mi Hijo amado, a quien he elegido. Escuchadle.
    Mateo 17,5
    ¿Qué debemos hacer nosotros para escuchar a Jesús?
  6. Al oír esto, los discípulos se inclinaron hasta el suelo llenos de miedo. Jesús se acercó a ellos, los tocó y les dijo:
    –Levantaos, no tengáis miedo.
    Entonces alzaron los ojos y ya no vieron a nadie más que a Jesús.
    Mateo 17,6-8
    ¿Quién nos ayuda a levantarnos cuando tenemos miedo?
  7. Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó:
    –No contéis a nadie esta visión, hasta que el Hijo del hombre haya resucitado.
    Mateo 17,9
    ¿Por qué no quería Jesús que Pedro, Juan y Jaime explicaran lo que habían visto hasta que hubiera resucitado?