Pasión y Muerte de Jesús

Nuestro Pedrogrinaje cuaresmal llega a su fin.

Hemos preparado la Cuaresma con las cinco últimas series: “¡Convertíos!”, “Tentaciones de Jesús”, “Transfiguración de Jesús”, “Los amigos de Jesús, Pedro (Cuaresma)” y “Preguntas de Jesús (Cuaresma)”.

Con los ojos de Pedro pudimos seguir el relato de la Pasión y lo hicimos también planteándonos las preguntas que Jesús planteó.

Con esta última serie oraremos con los textos de la Pasión de los evangelios de Juan y de Lucas. En ellos encontraréis muchos de los textos más importantes de la Biblia. Os recomiendo que leáis todo el relato de la Pasión en familia o en grupo.

  1. La gran multitud se enteró de que Jesús llegaba a la ciudad. Entonces cortaron hojas de palmera y salieron a recibirle, gritando:
    –¡Hosana! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el Rey de Israel!
    Juan 12,12-13
    ¿Cómo recibes tú a Jesús cuando llega a tu corazón?
  2. María, tomando unos trescientos gramos de perfume de nardo puro, muy caro, perfumó los pies de Jesús y luego los secó con sus cabellos.
    Juan 12,3
    ¿Por qué ungió María a Jesús?
  3. Él, acercándose más a Jesús, le preguntó: “Señor, ¿quién es?” “Voy a mojar un trozo de pan” le contestó Jesús “y a quien se lo dé, ese es”. En seguida mojó un trozo de pan y se lo dio a Judas, hijo de Simón Iscariote.
    Juan 13,25-26
    Sabiendo Jesús que lo iban a traicionar, ¿por qué no hizo nada para impedirlo?
  4. Os doy este mandamiento nuevo: Que os améis los unos a los otros. Así como yo os amo, debéis también amaros los unos a los otros.
    Juan 13,34
    ¿Por qué era nuevo aquel mandamiento?
  5. Jesús tomó el pan en sus manos, y habiendo dado gracias a Dios lo partió y se lo dio a ellos, diciendo:
    –Esto es mi cuerpo, entregado a muerte en favor vuestro. Haced esto en memoria de mí.
    Lucas 22,19
    ¿Qué quería Jesús que recordáramos repitiendo lo que hizo?
  6. Jesús, gritando con fuerza, dijo:
    –¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!
    Dicho esto, murió.
    Lucas 23,46
    ¿Confías tú en Jesús, tanto como Él confiaba en el Padre?
  7. Vino a su propio mundo,
    pero los suyos no le recibieron.
    Juan 1,11
    Ha venido a tu casa,
    y tú, ¿le has recibido?