Resurrección de Jesús

¡El Señor ha resucitado! ¡Hoy es el día más importante del año! En estas plegarias veréis cómo las personas que amaban a Jesús se transformaron con su resurrección: su tristeza se convirtió en alegría y su desesperación, en paz. Y de aquella paz y aquella alegría y del Espíritu Santo sacaron las fuerzas para anunciar la resurrección del Señor en todo el mundo. Un anuncio que ha llegado hasta nosotros. Que el Señor nos acompañe en el camino de la vida y nos abra los ojos a su presencia, como hizo un día con los discípulos de Emaús. Que Jesucristo nos de su paz, una paz que supera todos los temores y las preocupaciones, que nos conforta y nos llena de alegría.

  1. Vieron a dos hombres vestidos con ropas brillantes. Llenas de miedo se inclinaron hasta el suelo, pero aquellos hombres les dijeron:
    –¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí. Ha resucitado.
    Lucas 24,4-6
    ¿Sientes la presencia viva de Jesús?
  2. Las mujeres se alejaron del sepulcro, asustadas pero, a la vez, con mucha alegría, y corrieron a llevar la noticia a los discípulos. Jesús se presentó ante ellas y las saludó. Ellas, acercándose a Jesús, le abrazaron los pies y le adoraron.
    Mateo 28,8-9
    ¿Reconoces tú a Jesús cuando se te presenta?
  3. Jesús preguntó a María Magdalena: “¿Por qué lloras? ¿A quién buscas?” Ella, pensando que era el que cuidaba el huerto, le dijo: “Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto, para que yo vaya a buscarlo.” Jesús le dijo: “¡María!”
    Juan 20,15-16
    ¿Has escuchado su voz que te llama por tu nombre?
  4. Cuando estaban sentados a la mesa, tomó en sus manos el pan, y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús; pero él desapareció.
    Lucas 24,30-31
    ¿Se te han abierto los ojos par reconocer al Señor en el camino de la vida?
  5. Jesús se puso en medio de ellos y los saludó diciendo:
    –Paz a vosotros.
    Lucas 24,36
    En los momentos difíciles, ¿te reconforta la paz que Jesús nos dio?
  6. Jesús les dijo: “Venid a comer.“
    Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían que era el Señor. Jesús se acercó, tomó en sus manos el pan y se lo dio; y lo mismo hizo con el pescado.
    Juan 21,12-13
    ¿Dejas que el Señor te alimente cada día con su palabra?
  7. Jesús les dijo:
    –Id por todo el mundo y anunciad a todos la buena noticia.
    Marcos 16,15
    ¿Anuncia tu vida la buena nueva del Evangelio?