Los Animales en la Biblia

Encontramos muchos animales en la Biblia. En esta serie nos hemos centrado en los textos que hablan de los animales en general. En las siguientes series de animales hablaremos de las bestias concretas que aparecen en el Antiguo o en el Nuevo Testamento.

En estas plegarias recordaremos que Dios creó los animales y encargó a los hombres cuidar de ellos. Nos ayudarán a ver cómo Dios quiere que los tratemos.

Encontraréis textos de la Biblia que hablan de la relación entre los hombres y los animales en el inicio de la Creación que nos pueden ayudar a entrever el papel de los animales en el Paraíso.

Veréis, también, a partir de estas citaciones de la Biblia, que en nuestra relación con Dios, ¡los animales pueden enseñarnos muchas cosas!

  1. Dios dijo: “Produzca la tierra toda clase de animales domésticos y salvajes, y los que se arrastran por el suelo.” Y así fue. Dios hizo estos animales y vio que todo estaba bien.
    Génesis 1,24-25
    ¿Qué piensa Dios de los animales, Él que creó todas las especies?
  2. El hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves y a todos los animales salvajes, y ese nombre les quedó. Sin embargo, ninguno de ellos resultó ser la ayuda adecuada para él.
    Génesis 2,20
    ¿Pueden vivir las personas tan solo con la compañía de los animales?
  3. –Contigo entrarán en el arca dos animales de cada clase: tanto de las aves y animales domésticos, como de los que se arrastran por el suelo, para que puedan seguir viviendo.
    Génesis 6,19
    ¿Por qué preservó Dios los animales que había creado en lugar de crear otros después del diluvio?
  4. –Todos los animales del mundo temblarán de miedo delante de vosotros. Todos los animales, en el aire, en la tierra y en el mar, están bajo vuestro poder.
    Génesis 9,2
    Los animales, ¿temblaban de miedo delante del hombre y de la mujer en el Paraíso?
  5. –Podéis comer de todos los animales y verduras que queráis. Yo os los doy.
    Génesis 9,3
    ¿Cómo debemos recibir todos los alimentos que Dios nos dio?
  6. –Mirad, yo voy a establecer mi pacto con vosotros y con vuestros descendientes, y con todos los animales que están con vosotros y que salieron del arca: aves y animales domésticos y salvajes; y con todos los animales del mundo.
    Génesis 9,9-10
    La alianza de Dios de no destruir la tierra con un nuevo diluvio ¿la establece solo con los hombres?
  7. –Pero el séptimo día es de reposo consagrado al Señor tu Dios. No hagas trabajo alguno en ese día, ni tampoco tu hijo o tu hija, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguno de tus animales.
    Deuteronomio 5,14
    ¿Cómo debemos tratar a los animales?
  8. Entonces el lobo y el cordero vivirán en paz, el tigre descansará al lado del cabrito, el becerro y el león crecerán juntos y se dejarán guiar por un niño pequeño.
    Isaías 11,6
    ¿Qué niño pequeño los guiará?
  9. En aquel tiempo haré en favor de Israel un pacto con los animales salvajes, con las aves y con las serpientes; romperé y quitaré de este país el arco, la espada y la guerra, para que mi pueblo descanse tranquilo.
    Oseas 2,18
    Este tiempo ¿cuándo será?
  10. Diste autoridad al hombre sobre tus obras, le pusiste por encima de todo: sobre las ovejas y los bueyes, sobre los animales salvajes, sobre las aves que vuelan por el cielo, sobre los peces que viven en el mar, ¡sobre todo lo que hay en el mar!
    Salm 8,6-8
    ¿Cómo qué rey debemos gobernar a los animales?
  11. El justo sabe que sus animales sienten, pero el malvado nada entiende de compasión.
    Proverbios 12,10
    ¿Tienes tú cuidado de los animales que te rodean?
  12. Pregunta a las bestias o a las aves: ellas te pueden enseñar. También a la tierra y a los peces del mar puedes pedirles que te instruyan. ¿Hay alguien todavía que no sepa que Dios lo hizo todo con su mano?
    Job 12,7-9
    ¿Qué pueden enseñarnos los animales?
  13. Todos los animales esperan de ti que les des su comida a su tiempo. Tú les das, y ellos recogen; abres la mano, y se llenan de lo mejor.
    Salmos 104,27-28
    ¿En qué verso del Padrenuestro te hace pensar?