Venga tu Reino

Continuamos con las series del Padrenuestro. Esta serie está dedicada al Reino de Dios. Podríamos pasar meses y meses orando con las citaciones de la Biblia que hablan del Reino de Dios, porque se habla de ello a lo largo de toda la predicación de Jesús.

Aunque dedicamos una serie diferente a cada petición del Padrenuestro, debemos tener en cuenta que todas están relacionadas. Podemos decir, por ejemplo, que hasta que el nombre de Dios no sea santificado en todas partes, su Reino no llegará plenamente. O que quienes alabamos su nombre debemos atestiguar con nuestra vida que somos ciudadanos del Reino.

El Reino de Dios llega a través de un corazón que escucha en la oración; solo así podemos saber lo que nuestro Rey quiere de nosotros. Le pedimos a Jesús que nos haga suyos y nos ayude a hacer que el Reino que llevamos dentro fructifique y se convierta en un gran árbol.

Espero que estas oraciones os ayuden a sentir el Reino de Dios muy cerca.

  1. Cantad himnos al Señor al son del arpa,
    al son de los instrumentos de cuerda.
    Cantad con alegría ante el Señor, el Rey,
    al son de los instrumentos de viento.
    Salmos 98,5-6
    ¿Quién era el rey del pueblo de Israel?
  2. Todos los ancianos de Israel fueron a entrevistarse con Samuel, para decirle:
    -Nombra un rey que nos gobierne, como es costumbre en todas las naciones.
    1 Samuel 8,4-5
    ¿Cuándo rechazamos nosotros al Rey del Cielo en favor de los reyes de la tierra?
  3. Por aquel tiempo se presentó Juan el Bautista en el desierto de Judea. En su proclamación decía:
    -¡Convertíos a Dios, porque el reino de los cielos está cerca!
    Mateo 3,1-2
    ¿Por qué decía Juan Bautista que el Reino del cielo estaba cerca?
  4. Después que metieron a Juan en la cárcel, Jesús fue a Galilea a anunciar las buenas noticias de parte de Dios. Decía: “Ha llegado el tiempo, y el reino de Dios está cerca. Volveos a Dios y aceptad con fe sus buenas noticias.”
    Marcos 1,14-15
    ¿Qué nos dice Jesús que debemos hacer para que venga a nosotros su Reino?
  5. Buscad primeramente el reino de los cielos y el hacer lo que es justo delante de Dios, y todas esas cosas se os darán por añadidura.
    Mateo 6,33
    ¿Qué nos dará nuestro Padre del cielo, si buscamos su Reino y hacemos lo que él quiere?
  6. Los fariseos preguntaron a Jesús cuándo había de llegar el reino de Dios, y él les contestó: “La venida del reino de Dios no es posible de calcular. No se dirá: ‘Aquí está’ o ‘Allí está’, porque el reino de Dios ya está entre vosotros.”
    Lucas 17,20-21
    ¿Qué significa para nosotros que el Reino de Dios está entre nosotros?
  7. El reino de los cielos se puede comparar a una semilla de mostaza que un hombre siembra en su campo. Es sin duda la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido es más grande que las otras plantas del huerto.
    Mateo 13,31-32
    Si la semilla fuese la gracia de Dios, ¿qué serían tu campo y tu planta de mostaza?
  8. El reino de los cielos se puede comparar a la levadura que una mujer mezcla con tres medidas de harina para que toda la masa fermente.
    Mateo 13,33
    ¿Qué es la levadura que hará fermentar toda tu pasta?
  9. También se puede comparar el reino de los cielos a un comerciante que anda buscando perlas finas; cuando encuentra una de gran valor, va, vende todo lo que posee y compra la perla.
    Mateo 13,45-46
    ¿Quién es la perla?
  10. El reino de los cielos se puede comparar a un tesoro escondido en un campo. Un hombre encuentra el tesoro, y vuelve a esconderlo allí mismo; lleno de alegría, va, vende todo lo que posee y compra aquel campo.
    Mateo 13,44
    ¿Cómo se siente quien ha encontrado a Jesús, nuestro tesoro?
  11. Jesús contestó a Pilato:
    –Mi reino no es de este mundo. Si lo fuese, mis servidores habrían luchado para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero mi reino no es de aquí.
    Juan 18,36
    ¿De dónde es el Reino de Dios?
    ¿Es de un lugar o de un tiempo?
  12. Le preguntó entonces Pilato: “¿Así que tú eres rey?” Jesús le contestó: “Tú lo has dicho: soy rey. Yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad. Y todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan”.
    Juan 18,37
    ¿Cuál es la verdad de la que Cristo Rey da testimonio?
  13. Pilato les preguntó: “¿Acaso he de crucificar a vuestro Rey?” Y los jefes de los sacerdotes le contestaron: “¡No tenemos más rey que el césar!”
    Juan 19,15
    ¿En qué verso del Antiguo Testamento, que has leído en esta serie, te hace pensar este texto?
  14. El reino de Dios consiste en vivir en justicia, paz y alegría por medio del Espíritu Santo.
    Romanos 14,17b
    ¿Sabrías relacionar los Frutos del Espíritu con el Reino de Dios?
    (Puedes consultar su serie.)