Jesús dijo ¡No!

Muchas personas creen que Jesús nunca dijo “No”, pero, como veréis en esta serie, Jesús lo hizo muchas veces.

De hecho, si releéis la serie “Las tentaciones de Jesús”, veréis cómo el Señor dijo “No” al diablo tres veces. Y no solo dijo “No” al diablo, sino también a sus amigos, como podéis leer en la serie “Los amigos de Jesús: Juan y Santiago”.

Jesús dijo “No” si el hecho de decir “Sí” a aquello que el mundo le pedía le hubiera alejado de realizar la voluntad de Dios Padre. Su misión era predicar el Reino de Dios y la salvación de todos los hombres. A menudo la gente le seguía solo por los milagros que hacía. Con sus “No”, Jesús nos enseñó que, aunque sus curaciones milagrosas eran una cosa buena, la curación de las almas era algo mejor.

También nosotros podemos pensar que para ser buenos cristianos debemos responder siempre “Sí” a todo lo que nos piden. Estas oraciones os ayudarán a entender que para poder decir siempre “Sí” a la voluntad de Dios, muchas veces debemos decir “No” a lo que los demás nos piden. Exactamente igual que le pasó a Jesús.

Aun así, fijaos que cuando Jesús niega aquello que le piden, pocas veces usa la palabra “No”. Sus respuestas no son arrogantes, jamás se irrita por aquello que le piden. Son respuestas llenas de amor que nos ayudan a entender el motivo de sus “No”.

Que el Espíritu Santo os ayude a entender las respuestas de Jesús y a saber en vuestra vida cuando lo que Dios os pide es que respondáis: “¡No!”.

  1. “Lo que oímos que hiciste en Cafarnaún, hazlo también aquí, en tu propia tierra.”
    Y Jesús dijo: “Os aseguro que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra.”
    Lucas 4,23-24
    ¿Por qué no hizo Jesús ningún milagro en su tierra?
  2. Simón Pedro dijo: “¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!”
    Pero Jesús dijo a Simón: “No tengas miedo. Desde ahora vas a pescar hombres.”
    Lucas 5,8.10
    ¿Se aparta o no se aparta Jesús de nosotros cuando pecamos?
  3. Simón y sus compañeros fueron en busca de Jesús, y cuando lo encontraron le dijeron: “Todos te están buscando.”
    Él les contestó: “Vayamos a otros lugares cercanos a anunciar también allí el mensaje, porque para esto he salido.”
    Marcos 1,36-38
    ¿Cuál era la principal misión de Jesús: predicar el Reino de Dios o hacer milagros?
  4. Algunos de los fariseos y maestros de la ley dijeron entonces a Jesús: “Maestro, queremos verte hacer alguna señal milagrosa.” Jesús les contestó: “Esta gente pide una señal milagrosa, pero no se le dará más señal que la del profeta Jonás.”
    Mateo 12,38-39
    ¿Qué señal definitiva dio Jesús a su generación y a todas las demás?
  5. Uno de entre la gente dijo a Jesús:
    –Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.
    Jesús le contestó:
    –Amigo, ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?
    Lucas 12,13-14
    ¿Debemos dar siempre a los demás aquello que nos piden?
  6. El hombre de quien habían salido los demonios le rogó que le permitiera ir con él, pero Jesús le ordenó que se quedase. Le dijo: “Vuelve a tu casa y cuenta todo lo que Dios ha hecho por ti.”
    Lucas 8,38-39
    P¿Por qué dijo “No” Jesús a aquél hombre?
    ¿Cuál era la voluntad de Dios para él?
  7. esús contestó: “No está bien quitarles el pan a los hijos y dárselo a los perros.” “Sí, Señor”, dijo ella, “pero hasta los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus amos.” Entonces le dijo Jesús: “¡Mujer, qué grande es tu fe! Hágase como quieres.”
    Mateo 15,21-28
    ¿Cómo consiguió la madre de la hija enferma que el “No” de Jesús se convirtiese en un “Sí”?
  8. Pedro le llevó aparte y comenzó a reprenderle, diciendo: “¡Dios no lo quiera, Señor! ¡Eso no te puede pasar!” Pero Jesús se volvió y dijo a Pedro: “¡Apártate de mí, Satanás, pues me pones en peligro de caer! ¡Tú no ves las cosas como las ve Dios, sino como las ven los hombres!”
    Mateo 16,21-23
    Cuando Pedro negó que Jesús tuviera que morir, recibió el “No” más fuerte de su vida.
    ¿Cómo debió de tomárselo?
  9. –Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.
    Jesús le contestó:
    –Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.
    Mateo 8,21-22
    ¿Qué dice Jesús de nuestros “No” y de nuestras excusas?
  10. María, sentada a los pies de Jesús, escuchaba sus palabras. Pero Marta dijo: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude.” Jesús le contestó: “María ha escogido la mejor parte, y nadie se la quitará.”
    Lucas 10,38-42
    ¿Qué es lo que más desea Jesús de nosotros?
  11. Todos sus seguidores decían: “¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor!” Entonces algunos fariseos le dijeron: “Maestro, reprende a tus seguidores.” Pero Jesús les contestó: “Os digo que si estos callan, las piedras gritarán.”
    Lucas 19,38-40
    ¿Puede impedírsele a la naturaleza que proclame la gloria del Rey?
  12. Los otros se acercaron, echaron mano a Jesús y lo apresaron. Uno de los que estaban con Jesús sacó una espada y cortó una oreja al criado del sumo sacerdote. Jesús le dijo: “Guarda tu espada en su sitio, porque todo los que empuñan espada, a espada morirán.”
    Mateo 26,50-52
    ¿Qué espada quiere Jesús que usemos?
    Pista: encontraréis la respuesta en la serie “La Armadura de Dios”.
  13. Pilato volvió a preguntarle:
    –¿No respondes nada? Mira de cuántas cosas te están acusando.
    Pero Jesús no le contestó, de manera que Pilato se quedó muy extrañado.
    Marcos 15,4-5
    ¿Por qué Jesús no respondió nada?
  14. Los que estaban reunidos con Jesús le preguntaron: “Señor, ¿vas a restablecer en este momento el reino de Israel?” Jesús les contestó: “No os toca a vosotros saber en qué día o en qué ocasión hará el Padre las cosas que solamente él tiene autoridad para hacer.”
    Hechos 1,6-7
    El último “No” de Jesús a los apóstoles.
    ¿Qué le pedían ellos a Jesús?
    ¿Qué les respondió Él?