Mujeres valientes

No podemos decir que las mujeres que seguían Jesús no tuvieron miedo, pero sí que eran mujeres valientes. Ellas eran María Magdalana, Maria de Cleofás, Salomé y Joanna. Y también, claro, María, la madre de Jesús. Sufrieron mucho por Jesús y los evangelistas no nos ocultan sus sentimientos.

Habían seguido Jesús a Galilea y le habían dado apoyo con sus recursos económicos. Lo siguieron hasta Jerusalén y no huyeron, ni se escondieron. Lo acompañaron mientras llevaba la cruz hasta el Calvario y estuvieron allí, al pie de la cruz. Fueron testigos de su muerte y de la su sepultura, cuando los discípulos habían huido.

Ellas, que cuidaron de Él en vida, no lo abandonaron cuando murió. Quizá por eso se les concedió la gracia de ser las primeras en testimoniar la tumba vacía y la resurrección del Señor. Su pena se transformó en la más grande alegría y fueron las primeras mensajeras de la resurrección.

  1. Mientras el gobernador estaba sentado en el tribunal, su esposa le envió este recado: “Ese hombre es inocente. No te hagas responsable de lo que le suceda. Esta noche he tenido pesadillas horribles por causa suya”.
    Mateo 27,19
    ¿Qué sentía la esposa de Poncio Pilatos por Jesús?
    ¿Qué sentía Poncio Pilatos por Jesús?
    ¿Qué sientes por Jesús?
  2. Cuando lo llevaban para crucificarlo, lo acompañaba mucha gente del pueblo junto con numerosas mujeres que lloraban y se lamentaban por él.
    Lucas 23,26.27
    ¿Escondieron las mujeres sus sentimientos por Jesús?
    ¿Escondes tú los tuyos?
  3. Había también allí muchas mujeres contemplándolo todo de lejos. Eran las que habían seguido a Jesús desde Galilea para atenderlo.
    Mateo 27,55
    Cuando los discípulos habían huido por el miedo que sentían, ¿cómo se comportaron aquellas mujeres?
  4. Las mujeres que habían acompañado a Jesús desde Galilea, fueron detrás de José de Arimatea hasta el sepulcro y vieron cómo su cuerpo quedaba depositado allí.
    Lucas 23,55
    ¿Disminuyó el amor de aquellas mujeres por Jesús, cuando todo el mundo le había abandonado?
  5. El primer día de la semana, muy de mañana, antes incluso de amanecer, María Magdalena fue al sepulcro y vio que estaba quitada la piedra que tapaba la entrada.
    Juan 20,1
    ¿Por qué te parece que Jesús concedió a María Magdalena la gracia de ser la primera persona en verle resucitado?
  6. Jesús preguntó a María Magdalena: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién estás buscando?“ Ella, creyendo que era el jardinero, le contestó: “Señor, si te lo has llevado tú, dime dónde lo has puesto y yo misma iré a recogerlo.“
    Entonces Jesús la llamó por su nombre: “¡María!“
    Juan 20,15-16
    ¿Cómo reconocen las ovejas a su pastor?
    ¿Cómo reconoció María a Jesús resucitado?