Los Niños de la Biblia

En la primera serie, “Los Niños en el Nuevo Testamento” oramos con los textos de los evangelios que hablan de los niños en general. En esta serie encontraréis oraciones dedicadas a personajes concretos de la Biblia cuando eran niños: de Isaac a Jesús.

Nos hablan de la relación de los niños con el Señor y también de la relación de los niños con los padres. Son textos llenos de amor entre los hombres y con Dios.

  1. El ángel le dijo:
    –Abraham, no hagas ningún daño al muchacho, porque ya sé que tienes temor de Dios, pues no te negaste a darme tu único hijo.
    Génesis 22,12
    Dios evitó que Abraham sacrificase a Isaac.
    ¿Pero hizo lo mismo con su hijo?
  2. Por fe, al nacer Moisés lo escondieron sus padres durante tres meses; porque vieron que era un niño hermoso y no tuvieron miedo de las órdenes que el rey había dado de matar a los niños.
    Hebreos 11,23
    ¿Por qué no tuvieron miedo los padres de Moisés?
  3. Después José tuvo otro sueño, que también contó a sus hermanos. Les dijo:
    –¿Sabéis que he tenido otro sueño, en el que veía que el sol, la luna y once estrellas me hacían reverencias?
    Génesis 37,9
    ¿Quiénes eran el sol, la luna y las once estrellas del sueño de José?
  4. Después llegó el Señor, se detuvo y lo llamó igual que antes:
    –¡Samuel! ¡Samuel!
    Habla, que tu siervo escucha –contestó Samuel.
    1 Samuel 3,10
    Samuel escuchaba.
    ¿Y , has oído hoy su voz?
  5. En seguida Samuel tomó el cuerno del aceite, y en presencia de sus hermanos consagró como rey al joven, que se llamaba David. A partir de aquel momento, el espíritu del Señor se apoderó de él.
    1 Samuel 16,13
    El espíritu del Señor se apoderó de David. ¿Y de ti?
  6. Al cumplirse el tiempo en que Isabel había de dar a luz, tuvo un hijo. Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el Señor había sido tan bueno con ella.
    Lucas 1,57-58
    ¿Te ha mostrado el Señor su amor?
  7. En cuanto a ti, hijito mío, serás llamado profeta del Dios altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos.
    Lucas 1,76
    ¿Cómo preparó Juan Bautista los caminos del Señor?
  8. Cuantos lo oían se preguntaban a sí mismos: “¿Qué llegará a ser este niño?” Porque ciertamente el Señor mostraba su poder en favor de él.
    Lucas 1,66
    ¿Muestra el Señor su poder en favor de ti?
  9. El niño crecía y se hacía fuerte espiritualmente, y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se dio a conocer a los israelitas.
    Lucas 1,80
    ¿Qué puedes hacer para hacerte fuerte espiritualmente?
  10. Al verlo los pastores se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño.
    Lucas 2,17
    ¿Quiénes fueron los primeros que anunciaron el Evangelio?
  11. Simeón les dio su bendición, y dijo a María, la madre de Jesús:
    –Mira, este niño está destinado a hacer que muchos en Israel caigan y muchos se levanten. Será un signo de contradicción.
    Lucas 2,34
    ¿Tú eres de los que caen o de los que se levantan?
  12. Y el niño crecía y se hacía más fuerte y más sabio, y gozaba del favor de Dios.
    Lucas 2,40
    ¿Gozas tú del favor de Dios?